Mujeres | Lipoescultura
22
post-template-default,single,single-post,postid-22,single-format-standard,ajax_fade,page_not_loaded,,side_area_uncovered_from_content,qode-theme-ver-7.5,wpb-js-composer js-comp-ver-4.11.2,vc_responsive
 

Lipoescultura

04 Oct Lipoescultura

La lipoescultura o liposucción es un procedimiento quirúrgico mediante el cual se busca remodelar la silueta a través de la extracción de tejido graso de diferentes partes del cuerpo. Se realiza mediante cánulas que se conectan a un equipo que succiona de manera permanente.

Todas las personas tienen acúmulos de grasa localizados en diferentes partes del cuerpo que en ocasiones no pueden ser reducidas mediante ejercicio, dieta o tratamientos de cavitación. El exceso de grasa puede estar presente en cuello, papada, brazos, espalda, caderas, muslos, rodillas y pantorrillas, siendo lo más frecuente en flancos, cintura y abdomen.

El objetivo de la lipoescultura es remover dichos depósitos grasos para mejorar la silueta, pudiendo tratar las diferentes áreas en un mismo procedimiento.

Mito o realidad:  “voy a realizarme una lipoescultura para bajar de peso”

MITO

La lipoescultura no debe contemplarse como un método de adelgazamiento, sino como una ayuda al modelado de aquellas zonas que a pesar de dietas saludables y ejercicio físico recomendable, no pueden reducirse por la incoercibilidad del tejido graso depositado en dichas zonas.

Mito o realidad:  “sino me cuido después de una lipoescultura, puedo volver a engordar”

REALIDAD

Es el gran dilema creado por la liposucción en la mayoría del público. Evidentemente las células grasas que han sido eliminadas mediante la liposucción no vuelven a presentarse en la zona, pero el resto de células que no fueron removidas sí pueden volverse a aumentar su tamaño formando nuevamente los depósitos indeseables. Esto es evitable realizando una alimentación saludable y ejercicio físico aeróbico 4 hs por semana.

Mito o realidad:  “Quiero realizarme una lipoescultura para reducir grasa localizada”

REALIDAD

Toda persona sana que presente un acúmulo de grasa localizada en alguna zona de su cuerpo y que quiere mejorar su aspecto mediante la eliminación de las mismas, puede obtener un excelente resultado con una lipoescultura.

Mito o realidad:  “Liposucción y lipoescultura son procedimientos diferentes”

MITO

Son conceptos diferentes pero afines. La lipoescultura se sirve de la liposucción para remodelar el cuerpo humano (lipoescultura=modelación de la grasa).

 

Es decir, mediante la liposucción se puede remodelar el cuerpo al extraer la grasa de donde “sobra”, pero también se puede utilizar la grasa extraída para colocarla (injertarla) en zonas donde haga falta. Todo el conjunto, se conoce como LIPOESCULTURA. Asi por ejemplo se puede extraer por liposucción la grasa localizada en la cintura. y utilizarla para realizar un aumento de glúteos.  

Mito o realidad:  “Cualquier médico puede realizar una lipoescultura”

MITO

Únicamente UN CIRUJANO PLÁSTICO que esté bien adiestrado en el procedimiento de liposucción puede realizar este procedimiento.  Está claro que la liposucción es una intervención quirúrgica que no se debe menospreciar y que, como tal, la debe realizar un médico especialista en cirugía plástica, estética y reconstructiva.  El entrenamiento necesario para obtener dicho título implica en primer lugar ser médico, en segundo lugar haber realizado la residencia en Cirugía General (4 años) y en tercer lugar haber realizado la residencia en la subespecialidad de Cirugía Plástica y Reconstructiva (3 años de formación).

Mito o realidad:  “Quiero realizarme una lipoescultura para eliminar la celulitis”

MITO

La lipoescultura NO es un procedimiento destinado a eliminar la celulitis, sin embargo en algunas zonas, mejora luego de la liposucción porque se elimina la grasa que está debajo de la piel y esto produce un despegamiento que reduce temporalmente la celulitis.   Sin embargo no debe esperarse que desaparezca totalmente y se debe tener en cuenta que el mejor tratamiento de la celulitis es la correcta alimentación, el ejercicio y algunos tratamiento no invasivos con aparatología.

Mito o realidad:  “No me quiero realizar una lipoescultura porque las cicatrices son grandes”

MITO

Las cicatrices son muy pequeñas, menos de ½ centímetro por cada una y se ubican estratégicamente en lugares que sean luego cubiertos por el bikini o la ropa interior. La cicatriz se irá desvaneciendo con el tiempo hasta quedar prácticamente del color de tu piel, resultando casi imperceptible.