Mujeres | Lipoabdominoplastía
26
post-template-default,single,single-post,postid-26,single-format-standard,ajax_fade,page_not_loaded,,side_area_uncovered_from_content,qode-theme-ver-7.5,wpb-js-composer js-comp-ver-4.11.2,vc_responsive
 

Lipoabdominoplastía

04 Oct Lipoabdominoplastía

La abdominoplastía o cirugía del abdomen es un procedimiento quirúrgico destinado corregir el exceso de piel y grasa de tu abdomen así como también reparar y reforzar los músculos debilitados por tus embarazos para lograr remodelar tu abdomen y embellecer tu silueta.

Después de los embarazos, el cuerpo de la mujer sufre numerosos cambios, entre ellos la aparición de estrías, la flaccidez de la piel, el acúmulo de grasa y la debilidad de los músculos producto de su estiramiento. Algunas de estas características mejoran parcialmente con el ejercicio y la dieta pero es imposible volver a lucir tu figura anterior.

El objetivo de la abdominoplastía es recuperar la silueta que tenías antes de tus embarazos, tensando la piel, eliminando el exceso de grasa y mejorando tu cintura y silueta al reparar los músculos adominales.  En la gran mayoría de los casos, este procedimiento se lleva a cabo en conjunto con una lipoescultura, recibiendo el nombre de lipoabdominoplastía, con la cual obtendrás el abdomen plano y firme que siempre soñaste.

Mito o realidad:  “Quiero seguir teniendo hijos pero prefiero hacerme ahora la  lipoabdominoplastía”

MITO

En general, las candidatas ideales para este procedimiento son aquellas pacientes que no deseen tener más hijos y que tengan cierto grado de flaccidez tanto en los músculos como en la piel del abdomen, condiciones que no se corrigen con una liposucción en forma aislada. No hay una edad específica para realizarse el procedimiento. En casos leves, puede realizarse una miniabdominoplastía, reduciendo el largo de la cicatriz y obteniendo un resultado fantástico.

 

Mito o realidad:  “Tengo estrías en todo el abdomen a causa de los embarazos, por eso quiero realizarme la cirugía”

MITO

Se remueven todas las estrías que estén por debajo del ombligo, las que están por encima, quedarán en la parte baja del abdomen una vez que hayamos reparado tus músculos y tensado tu piel. La mejoría es muy notoria en el postoperatorio inmediato.

Mito o realidad: “Quiero realizarme una lipoabdominoplastía sin cicatriz”

MITO

La lipoabdominoplastía lleva indefectiblemente una cicatriz en la zona baja de tu abdomen, lo importante es que tu cicatriz se esconde debajo de la ropa interior. El largo de la misma depende de cada caso pero siempre queda estratégicamente ubicada para que no sea visible con el bikini.

Tendrás una pequeña cicatriz alrededor del ombligo y otras muy pequeñas de la lipoescultura en la parte superior de tus glúteos. La cicatriz se irá desvaneciendo con el tiempo hasta quedar prácticamente del color de tu piel.

Mito o realidad: “Estas cirugías deben realizarse en Clínicas autorizadas y no pueden realizarse en un consultorio común y corriente”

REALIDAD

Es muy importante aclarar que este procedimiento debe realizarse en Instituciones autorizadas para este tipo de intervenciones, es decir que tengan todas las normas de seguridad, higiene y asepsia necesarias para realizar este tipo de procedimientos quirúrgicos. 

A su vez, es importante que la Institución en la que te realices el procedimiento esté completamente equipado con los medios más avanzados y el personal cualificado. Una vez operada, permanecerás una noche internada y serás dada de alta al día siguiente de la intervención.

Mito o realidad: “No me animo a realizarme esta cirugía porque la recuperación es muy larga ”

MITO

Las pacientes se retiran de alta al día siguiente y deben comenzar a caminar a las 24 hs. El reposo que se indica es relativo ya que si bien no pueden realizar esfuerzos, tampoco deben permanecer en reposo absoluto.

La inflamación irá cediendo poco a poco y a los 10 – 15 días podrás reiniciar tus actividades cotidianas. Esta cirugía tiene un altísimo porcentaje de satisfacción ya que los cambios son realmente dramáticos y podrás lucir un abdomen plano y firme como siempre soñaste.

Mito o realidad: “El Dr. Quiere dejarme unos drenajes pero yo prefiero no tenerlos ”

REALIDAD

Para evitar algunas complicaciones, este procedimiento DEBE realizarse SIEMPRE dejando unos drenajes ya que el despegamiento es amplio y puede acumularse líquido.  Estos drenajes recogerán los líquidos inflamatorios que se generen y en el transcurso de 4 – 5 días se retiran de manera definitiva.  El manejo de los drenajes es muy sencillo y puede hacerlo la misma paciente en su casa ya que sólo es necesario vaciar un recipiente que tiene un tapón.

Mito o realidad: “Debo realizarme una rehabilitación después de la cirugía ”

REALIDAD

Una vez que se retiren los drenajes, es necesario que comiences con los masajes y el ultrasonido terapéutico.   En esta cirugía es muy importante que te realices varias sesiones ya que tanto la lipoescultura como la abdominoplastía pueden producir abundante inflamación y posteriormente algún tipo de fibrosis.