Mujeres | ¿Qué es la insuficiencia venosa?
5
post-template-default,single,single-post,postid-5,single-format-standard,ajax_fade,page_not_loaded,,side_area_uncovered_from_content,qode-theme-ver-7.5,wpb-js-composer js-comp-ver-4.11.2,vc_responsive
 

¿Qué es la insuficiencia venosa?

04 Oct ¿Qué es la insuficiencia venosa?

La insuficiencia venosa o enfermedad varicosa se produce por la incapacidad de la venas para devolver la sangre que circuló por las piernas al corazón. Este estancamiento del flujo,  produce un debilitamiento del revestimiento elástico de las venas, generando así dilataciones en su recorrido. Si las venas dilatadas son pequeñas se visualizan como arañitas vasculares. En caso de que tengan un tamaño mayor son varices.  

Las hormonas y  los factores hereditarios juegan un papel importante en la aparición de insuficiencia venosa, pero además,  el estilo de vida puede ser un determinante: El sobrepeso, la vida sedentaria o el trabajar en lugares calurosos o que requiere estar de pie muchas horas son factores de riesgo, que incrementan la aparición de arañitas y varices.

Mover las piernas es la clave!

10 consejos sencillos para prevenir el desarrollo de varices 

  1. Evita permanecer de pie, quieta o sentada durante largos periodos de tiempo. Mover las piernas es clave!
  2. Tras largos periodos de pie o sentada, acostate y eleva las piernas por encima del corazón.
  3. Utiliza medias elásticas terapéuticas, adecuadas a tus piernas. Estas deben comprimir al punto en que no puedas pellizcarlas.
  4. Mantener una dieta equilibrada evitando las harinas blancas y el consumo de sal.
  5. Hidrátate bien, 2 lts de agua o 3 si ese día haces actividad física.
  6. Evita sentarte con las piernas cruzadas.
  7. Una buena pisada es elemental dado que a este nivel es a donde comienza el retorno venoso. Corrobora con un médico especialista que no tengas una desviación en la pisada (pie plano, pie cavo, juanetes, etc).
  8. Evita el calzado y la ropa ajustada, opta por usar prendas holgadas y calzado amplio.
  9. Evita el calor direccionado a las piernas por tiempos prolongados.
  10. Practica ejercicio al menos una hora por día, 3 veces por semana. Caminar, nadar o bicicleta son los mejores.